headerphoto

Mente flexible


Mente flexible

Lo mejor para la vida es tener una mente flexible que nos permita conservar nuestra personalidad y criterio, pero que también nos permita comprender nuevas ideas de la realidad en la que vivimos. Esta forma de pensar es principalmente una mente crítica y curiosa. Una mente desafiante y sedienta de verdad.

Algunos ejercicios para estimular la flexibilidad de nuestra mente podrían ser: preguntarse el porqué de todo lo que nos sucede, tratar de ponerse en los zapatos de los demás y entender desde su punto de vista las cosas, no conformarse con la primera explicación o la más fácil de ellas, eliminar de nuestra mente pensamientos dañinos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

"Déjanos un mensaje de Salud"